jueves, 22 de noviembre de 2007

UNA BRONCA DE COLEGIO

Para la gran mayoría la época del colegio es la mejor de nuestras vidas. Para otros, misántropos en su mayoría, quizá sea la etapa en que germinaron los traumas y manías que arrastran hasta hoy. Por tal motivo el recuerdo del colegio es para ellos como una patada directa a los huevos…o a su corazón.

Yo pienso como los primeros y por eso mis recuerdos son de la mejor manera. Y no porque haya sido un chancón o un sobón, porque en realidad fui de los que llaman indisciplinados, sino porque allí forjé amistades que determinarían mucho en lo que ahora soy.

Guadalupe recinto sagrado fue mi colegio amado que nunca olvidaré, dice el vals que inmortalizó Rafael Matallana. Sí, estudié en el Primer Colegio Nacional de Nuestra Señora de Guadalupe hasta el año 1987, fecha en que después me ví arrojado a la nada, sin saber qué carajo hacer.

Era como salir del vientre materno arrojado a un mundo que no se presentaba nada promisorio. Uno sabía que mientras estuviera en el colegio, tenía asegurado algo que hacer por cinco años. Los viejos, al menos los míos, tenían muy claro que era su responsabilidad soportarme hasta que acabara la secundaria.

Yo al menos traté de portarme lo mejor que pude. Salvo algunas citaciones por poner apodos a los profesores, evadirme de clases o una pelea contra algunos compañeros. Sobre todo esa de antología cuando estaba en cuarto año y que involucró a todo el turno tarde. Pelea bizarra en la cual me vi involucrado de manera indirecta.

Un gorilón de la sección A se peleó a la vez con dos de mi sección: El chato Landeo y el flaco Madrid. A los dos los chancó y feo. Yo no podía concebir que uno le pegara a dos al mismo tiempo y se los hacía saber a los chancados. Quizá envalentonado por eso, el gorilón me tocó la espalda y me dijo: “Peléate conmigo entonces”.

Pensando en el factor sorpresa me le fui encima con todo. Por apresurado no me había quitado la mochila que fue de donde me agarró y pudo tirarme al piso, me dio tan bien que en una me hizo sangrar de la nariz. Pude soltarme, pero la hemorragia no paraba. Los de mi salón me dijeron: “Vamos, trénzate con él y nosotros lo reventamos”. Yo creído les hacía caso, pero apenas me trenzaba, y muy a pesar mio, escuchaba las voces de: “Nadie se meta”. El resultado fue llegar a casa ensangrentado, la camisa hecha mierda y el pantalón roto por las piernas. Mi vieja quiso ir a quejarse pero la detuve. Contra lo pensado mi viejo me apoyo. En la noche escuché que discutían y a mi viejo decir: “Déjalo, él sabrá cómo remediar esto”.

Y así fue. Al día siguiente a la hora del recreo estaba jugando básquet en los tableros del patio de quinto año. Entonces vi que la puerta de la sección A se abría y el gorila salía primero adelante de sus compañeros. Caminó hasta donde estaba yo y me dijo: “Hey, ¿Qué dices? Quieres la revancha o ya te pegué?

La firme que ya no quería pelear, pero miré los rostros de mis compañeros, esperanzados en que yo salve el honor del lonsa, sobre todo Landeo y Madrid. No lo pensé más: “A la salida nos sacamos la mierda” le dije. Y me fui al salón a prepararme. ¿Y qué era prepararme? Ver la mejor manera de que ese gorilón, que era de mi tamaño (1.81) pero del doble de grueso, no me matara por segunda vez.

La revancha corrió de voz en voz por todos los años del turno tarde (Segundos, terceros y cuartos) pero como toda bola, llegó distorsionada, sobre todo a los que me conocían de los otros patios. Según eso yo me iba a pelear con el gordo Mariscal… Nicagando hubiera hecho eso, porque si bien mi verdadero rival era un gorilón, el gordo Mariscal era King Kong Bundee y Andrei the Giant, juntos.

Muchos se preguntaron si yo tenía vocación suicida o si mi eterno amor platónico –Una alumna del Rosa de Santa María, llamada Jeaneth Fischer y a quien conocían por La Coneja– me había dicho que no, lo cual nunca me dijo porque yo nunca me declaré, era el motivo para desear que el gordo Mariscal me mandara al otro mundo de un sopapo.

A la hora de salida en la avenida Uruguay en el moment of the true, la calle estaba llena de sapos de todos los años y secciones. La revancha del siglo no hubiera tenido mayor expectativa. Mis parciales se plegaron dándome palmadas en la espalda, palabras de ánimo y consejos de cómo enfrentar al gorilón. Por dentro me decía: "Sí huevón como tú no vas a recibir los puñetes". El recuerdo de los golpes del día anterior me hacía temblar las piernas. De buena gana hubiera dejado todo allí, más aún que en mi Gólgota iban a estar presentes decenas de testigos que seguro al día siguiente iban a hablar sobre mi crucifixión.

Nos fuimos al pasaje García Calderón, una calle estrecha que une la avenida Uruguay con Bolivia. Se abrió el circulo, y en medio los dos. En una nos trenzamos. Por un acto reflejo, debido a que hasta los doce años había practicado lucha libre, lo lancé al piso con una llave que se conoce como Lance de Cabeza. La vaina es que aprovechando esa situación no dejé de meterle puñetes en todo lo vulnerable que él me dejaba para golpear. Sabía que si se levantaba, yo moría. Así que me empeciné en que no lo hiciera. Sólo cuando de
una ventana vecina cayó agua, lo solté. Aprovechando la confusión y que el gorilón aún estaba en el piso, más de uno de mi sección le metió harta taba.

Ya no podíamos seguir peleando en ese lugar. Nos fuimos para el pasaje Bailones, que está en Breña a una cuadra paralela a la avenida Alfonso Ugarte. Allí otra vez nos medimos y nos dimos uno que otro golpe, pero me di cuenta que mi rival ya no daba más. Sus golpes iban sin dirección y débiles. Tanto así que lo que yo deseaba evitar: trenzarnos otra vez, fue la estrategia para seguir dándole… Hasta que tiró la toalla. “Por las huevas nos estamos peleando”, dijo. Sentí que estaba capitulando, que ya no tenía fuerzas. También yo estaba cansado y él, por mayor peso, podía sacar fuerzas de donde sea y quizá reventarme como el día anterior. Entonces lo solté le di una palmada en la mejilla y le dije: "Está bien ahora yo te pegue".

No sé si él pensó en un empate, pero yo lo vi como un triunfo, había salvado el honor del salón, de mis dos amigos y el mío propio por la chancada del día anterior. Lo que había pensado que sería mi Gólgota se convirtió en mi Junín y Ayacucho, en mi Tarapacá, en mi Marcavalle, Concepción y Pucará.
Al año siguiente en la fiesta de promoción de todas las secciones y con más de dos cajas de cervezas en la cabeza me puse a tomar con el gorilón. Recuerdo que nos reímos bastante y hablamos de otras cosas, sólo en un momento alguien mencionó nuestra pelea. Él me dijo: “Ya fue eso, no pasa nada”.

Veinte años después volví al aniversario del colegio que fue el 14 de este mes. Precisamente fui un día antes, a la procesión de la Virgen de Guadalupe y si bien no soy católico ni de ninguna religión, respeto mucho la espiritualidad, que en la veneración hacia esa virgen morena sienten miles de guadalupanos. Me encontré con amigos de otras promociones que habían estado conmigo en la Banda y en la Escolta. No encontré a ninguno de mi promo, el quinto año sección G de 1987 ni de otras secciones.

Pero entre risas y recuerdos, uno mencionó esa bronca que protagonicé años atrás. Dijeron que aún la recuerdan y que ya son tantos los comentarios que no precisan si yo gané o perdí. Yo les dije que fue un empate, pero que ya no tenía importancia. Como me dijo el gorilón en la fiesta de promoción: "Ya fue eso, no pasa nada".

Y de verdad fue así, porque cuando sonó el himno del colegio, canté con el mismo fervor que esa noche de diciembre de 1987 juntó al que había sido mi rival:

Hermanos del Guadalupe, recordemos nuestra misión, juremos ser siempre unidos y ayudarnos sin distinción, pues somos guadalupanos que es emblema de tradición, seremos los paladines de esta nueva generación, de esta nueva generación, de esta nueva generación…

26 comentarios:

Marco dijo...

Indudablemente la generación de los 80' tuvo muchas historias y broncas que ahoran duermen en el anonimato, pero que forman parte de esa memoria imborrable que ahora recordamos con nostalgia.

Las broncas dentro del colegio me traen a la memoria tantas otras, especialmente aquellas que en alguna oportunidad protaginizaramos con nuestros eternos rivales melgarinos, de esas que sucediéron en el campo de marte entre la gente del "tahua", etc.

Recordemos tambien a las chicas de Rosa enfrascadas con las del Argentina JJJJJJJJJ.

Replicando: Guadalupe recinto sagrado fue mi colegio amado que nunca olvidaré .... Este año tuve la oportunidad de encontrarme con promocionales de mi sección y de otras secciones del año 1985, fué grato verlos despues de tantos años algunos igualitos, otros con tremenda pipa (en la cual me incluyo)pero todos presente con ese espiritu de hermandad que Guadalupe nos dió.

Promoción "Daniel Alcides Carrión" aquella que marcho por la 5° nota y se enfrento al resto de los colegios cuendo nos sitiaron por la puerta del 5° año, bueno en fin .... recordar es vivir.

Saludos Guadalupanos, muy buen recuerdo de una bronca de colegio.

Marco Antonio Jamanca Shuan
G - 85 "K"

leuzor dijo...

soy de la misma generacion, pase de las mismas con todo este asunto, fueron años terrible, era normal que le echaran gas lacrimogeno y el cole en el centor del Lima entre en caos.

te invito a participar en la comunidad de blogs peruanos

www.blogsperu.com

Martín Roldán Ruiz dijo...

Broncas contra los del Melgar, contra los del Ugarte, incluso con los perros del Leoncio Prado, en un campeonato de atletismo en el Estadio Nacional.... O esa bronca memorable en el estadio San Martín(Hoy del Sporting Cristal) por la final Metropolitana Interescolar 1986 entre Guadalupe y el Bartolome Herrera que campeonamos en definición de penales gracias al arquero, el gringo Alfi Buchacher y a un morenito que iba destacando en Alianza Lima y que moriría tragicamente en Ventanilla... Braulio Tejada (G-86)

Al final del partido, salimos con todo por el Puente del Ejercito y no paramos de corretear a los del Bartolo hasta la Plaza Bolognesi.

Al final metimos en hombros al equipo... yo cargue a Braulio Tejada, (creo que alguien se tiró sus chimpunes, jajaja) lastimosamente murió junto a ese gran equipo blanquiazul en la tragedia del Fokker al año siguiente.

Gracias por sus comentarios.

Martín Roldán Ruiz

Guillermo dijo...

Martin:
Execelente relato, que seguro nos reuerdan nuestras propias broncas, como la mia con el chato Torres Murillo en el mismo dia de apertura de mi ingreso al glorioso Guadalupe, de nuestros amores. El era repitente, y muy "sobrado" nos sacaba "cachita" porque los demas no sabiamos todavia el himno al Colegio.
Te deseo exitos en tu carrera literaria y buscare tus novelas para comprarlas.
Con el afecto guadaluano de siempre, G. Yoshikawa G60

Luis Iparraguirre dijo...

Abrid ancho paso... Siempre es un gusto reconocer a un hermano guadalupano. Vaya sorpresa! Cheka este post, también sobre el grandioso amor por nuestro cole. Un abrazo. http://luisipa.blogspot.com/2006/10/habla-guadalupe-revisando-algunas.html

Jvanca. dijo...

Esas broncas escolares son un caso aparte, toda una tradiciòn que te guarda un pokito de gloria para los reencuentros, siempre alguien recuerda tus peleas y a pesar de k estudiaba en un colegio privado tb las habìan y seguido. Tenìamos un pekeño ring a la espalda del cole y se armaban lindas mechas. Recuerdo que a pesar de haber estudiado en colegio particular fui de refuerzo por el cole de mi barrio, Mariano Melgar a hacer el cagadòn en el Ritz a los chicos guadalupanos, pero esas ya son otras broncas...

sociedaddelatierraplana.blogspot.com

vpacora dijo...

que fue de Jeaneth Fischer? por que no dejaste que te dijera que NO?

tena dijo...

jajajaja, muy buena, me hizo recordar las epoca de colegio, te felicito.

rhasec3 dijo...

Muy buena crónica.Yo recuerdo una muy buena q se dio en un salon abandonado del patio las Palmeras.Lastima q conociera el rock subte en su etapa final.Cuando inventen la makina del tiempo,regresaré a esas epocas.Me pasas la voz en el 1ro A de 1985 pra ir a conciertos.
Hermanos de Guadalupe recordemos nuestra vision....

edgar molina dijo...

Al leer tu relato,recuerdo hoy ha tantos amigos,entre ellos a uno que siempre recordamos cada vez que nos encontramos con el sobon del lonsa ALDAMA(ahora es mi compadre) uno que le deciamos HUACHON!!por años siempre le deciamos asì(puesto que todos teniamos chapas)La ultima vez que converse con el me dijo que trabajaba en la biblioteca de un colegio de mujeres (provecho le dije)Te felicito hermano

Martín Roldán Ruiz dijo...

Habla Molina que gusto que aparescas por mi blog, y hayas dejado tu comentario...yo a Yul Aldama lo veo a veces cuando bajo por Breña... pero sigue igualito.

Un abrazo y a ver si algun día nos juntamos para conversar, y de verdad gracias por recordarme cada vez que te encuentras con tu compadre...pero dime de cual de todos sus hijos porque me han dicho que Yul ya tiene un equipo de fulbito y se va para el de fútbol, jajajaja

Wachón

Juan Aburto dijo...

hola Huachon... interesante relato, Felicitaciones por el libro.. a ver si lo consigo.. Te saluda un integrante de la G-93, recuerdo que a veces caias a nuestros ensayos de la pre en el patio de primaria.. un abrazo.

Jimmy dijo...

La verdad que me has hecho recordar momentos inolvidables de nuestro querido colegio, como no recordar esa bronca, soy Jimmy Acuña, el numero 1 de la lista, viaje al extranjero por 10 años, ahora estoy en el peru, lidiando con un negocio, saludos de corazon para toda la promocion G-87....

RAFAEL RIZO PATRON DOMINGUEZ dijo...

soy dela promocion 1993 quizas el año en que las`` broncas `` asi se las llamaba en los 90s tuvieron su pico mas alto ese año recuerdo que se les llamba CABRONES DE BREÑA a los innombrables,y tengo que recordarles que ese año los hicimos trizas recuerden 1993 PROMOCION LUIS ALBERTO SANCHEZ con mucho orgullo un saludos a todos los ex alumnos del PIMER COLEGIO NACIONAL DE LA REPUBLICA DEL PERU NUESTRA SEÑORA DE GUADALUPE DDESDE MUNCHEN-ALEMANIA

Anónimo dijo...

ey k fue hay loca pichula del rosa es su nombre tetsuko suarez sotelo. era una maletera. para con los cabecillas del melgar y del guadalupe. es una chupa pinga. es pesa.ahora trabaja en un nigh club. su chapa es seka. tiene msn, tetsu1985_7@hotmail.com

Anónimo dijo...

si. son tan buenas alumnos son subnormales uds. jjaja si ya esas broncas de chicos. era para algo.pero, como no saben- jjaa guadalucabros

aalexandra03 dijo...

Que buena historia, ME HA HECHO REÍR TANTO!
Subte, se supone que debería estar en clase de lógica ... y estoy leyendo tus historias jajajaja creo que en ese curso ya está todo perdido.
Me muero de sueño, tengo ojeras, me acosté más de las 3 de la mañana ... por qué será?
Te contaría esto por msn o fb, pero resulta que en la universidad esas cosas están bloqueadas ... que asco!
Ya dejé tu blog como página principal en google chrome! y le puse una nota que dice :LEAN ESTE BLOG ... LEAN PUTAAS!! jaajajaja es que la mayoría en esta facu son mujeres ... y si lo ve algun hombre, pues que importa, casi todo los hombres de psico son cabros!

Llevo 10 minutos de retraso ... voy o no voy? ... VOY!!

nel.paradise dijo...

chupa pina ruca. tetsuko

Anónimo dijo...

que va, guadalupe.primer y el ultimo. walter gutierrez.por lo que veo. es primero.pero en ultimo en todo. todo por un perro lay fung. no sabia que significaba o se hacia el loco. hacen un programa. uno de dos para ver al profesor jirafales, o la chola jacinta.tuvo como favorita a una chica muy tonta, y la vez muy tonta,terca.se dice que sabe amar.pero lo unico que saber es hacer cachita.os es muy conocida. como la chica de barrio.pituca.pero es tan mala actriz que os se lo cree.tiene la dicha ser viva,tierna,algo sincera.pero muy loca.

roleandoestoy dijo...

Grandes momentos esos, recuerdo las broncas con el Melgar y aun recuerdo tambien con gran aprecio al profesor Estrella tocando el piano en el auditorio, Soy Rolando y tambien soy de la Prom 87, 5 "J". Aun recuerdan el "asalto al kiosko de la tia", aprovechando una reunion de profesores medio patio de quinto tomo por asalto el "bunker" de esa tia carera y saquearon todo. Aun esta en mi memoria el "Rollo" que se mando el profesor Estrella, ese viejito calvo Dijo; que si no cambiamos "No seremos Alguien en la vida y no llegariamos muy lejos en ella". Donde estes Profe, te hice caso tio. estudie antropologia y termine viviendo muy lejos, en Japon. Un saludo a todos mis hermanos de Guadalupe. A los que vivimos y tambien a los que murieron de uno u otro bando de la Guerra absurda que nos toco vivir.

Generacion cochebomba dijo...

roleandoestoy, jajaja que buen nick!!!...Tambien recuerdo al profesor Estrella cuando hablaba chupandose el dedo, o cuando te portabas mal y te agarraba de la manzana de la garganta..jajaaja

Lo del saqueo no recuerdo, pero si recuerdo los budines que parecian piedra, los mikis, las zapatillas, jajaja y las hamburguesas de carton.

Un abrazo hermano guadalupano

suerte en todo

Martin Roldan Ruiz

Anónimo dijo...

Oye gracias por contestar Martin lo del saqueo fue en el segundo semestre del 86 y fue un chongazo. Ah un saludo a mis patas del 5 "J", Rioja, Pando y al "Cejas" Ramirez y mi Otra Promo del 5 "L" "Choco", Vega,Rengifo y Fito. No se que es de sus vidas, pero espero que esten bien y muchachones que les puedo decir "CARPE DIEM". Pues no hay otra vida. Asi que cejas deja tu rollo Hare Krishna, Que te esperare en el infierno viendo seka la erotica ( recuerdas) en el T,V plasma de satan y chupando como cosaco.
Desde la tierra del crisantemo y la espada, la sonrisa cachosa, donde la post-modernidad le a dado al Dinero "capacidades casi metafisicas" y donde la "Interculturalidad" funciona. Si, pero solo entre oprimidos y donde tu sueldo se evapora a velocidad de "Tren Bala". Les doy un abrazo a mis hermanos de Guadalupe y perdonen la falta de tildes mi "puto teclado new age" esta ponja. Una vez mas gracias Martin, ah tambien soy San Marquino. A pique que nos cruzamos a la vuelta de la clinica universitaria, recuerdas donde donde se armaban los grandes "deBATES".
Un Abrazo Hermanos.

Anónimo dijo...

poco creible tu historia, eso de "trenzate", esas palabras no se usan en Lima,da la impresión que una sencilla peleita la has adornado demasiado, pero en fin....

Jvanca. dijo...

El único gil k no entiende es el anónimo de arriba. Kizás son peleítas, pero para una época y para el resto de lo k keda de vida de los k la vivieron son los "broncones" Fácil nunca tuvo una.

Martín Roldán Ruiz dijo...

Bueno, anónimo, hace unos meses, y después de 25 años me encontré con el que fue
mi rival en esta historia. Recordamos la pelea, entre unos vasos de cerveza. Y luego nos dimos un fuerte abrazo. Si no te la crees, pues ya no es culpa mía. Lo que sí no te creo eso de que "trenzarte" no sea una palabra que se usa en Lima, porque te diré que no es palabra es jerga, una palabra inventada, y se usa en las calles y en cualquier esquina de cualquier barrio de Lima... a no ser que nunca hayas pisado una vereda más alla de ir al colegio, o hayas visto la esquina desde la ventana de tu casa.

Saludos.

nel.paradise dijo...

que mierda han creado eres tu periodista porque esta mierda de gente jode que por mujeres guapas o por que hay clases esos enanos jodiendo.. jjaa.. que mierda es esto.. se creen ganadores.. pero nada. me muestran como uds gallinas.. son grandes en que.. hey son bien callejoneros.. de calle pero que tienen.. algunas saben ganarse buenas mujeres esa tetsuko la novia de todos fregando.. estan excitados todos o solo ellos