miércoles, 15 de mayo de 2013

DIÁLOGOS POSTCONCIERTO DE THE CURE


Después del concierto de The Cure, regresaba en un largo viaje de combi hasta mi casa, y aún emocionado por las canciones y por lo vivido, se me vinieron a la mente conversaciones con una posible chica inexistente. Una que seguro habrá asistido a ese concierto y que pudo ser alguna de las miles que estuvieron ahí y que seguro sintieron la misma emoción que yo sentí de escuchar a Robert Smith y compañía. Espero les guste los primeros diez diálogos de: DIÁLOGOS POSTCONCIERTO DE THE CURE

DIALOGO I 





"¿Por qué siempre que salimos te pones a silbar la melodía del Just Like Heaven de The Cure?”. "Porque me gusta mucho esa canción". "Es que he notado que no lo haces cuando estamos con otros amigos, sólo conmigo". "La verdad es que tu eres como dice la canción... Just like a dream". "¿Un sueño?”. "Así es". "Me haces sonrojar, pero no llego a entender el porqué". "La verdad... Es que estoy enamorado de ti". "¿Enamorado de mí? No esperaba que me dijeras eso"."Yo tampoco, pero ya te lo dije". "Menos lo había notado...". "Supongo porque no te lo había dicho nunca". "¿Y qué tiene que ver esa canción con todo esto". "Es que me enamoré de ti después de soñar contigo, por eso eres como un sueño...". "¿Y qué soñaste?". "Eso no te lo voy a decir”. "¿Por qué?”.”Sólo te diré que fue un sueño muy bonito...". "Cuéntame por favor..."."Te lo contaré cuando el sueño se haga realidad...". "¿Y si no se hace?". "Entonces lo convertiré en literatura..." 


DIALOGO II 



"Una vez preguntabas algo de que un anarquista sería inconsecuente si a su enamorada la llama 'mi reina'...". "Ah, sí recuerdo...". "Tienes razón, porque el amor es inconsecuente". "Seguramente, sino mírame a mí, barrista de Alianza Lima enamorado de una hincha de la U". 

DIALOGO III



"El otro día que fuimos por el faro de Miraflores, dijiste algo que me pareció bastante monse...". "¿Si?, ¿qué dije?". "Mmmmm más o menos que mi sonrisa ilumina más que la luz del faro". "jajaaaa qué tal floro" . "Sí, de verdad me pareció un florazo". "No lo dudo, pero ahora que recuerdo vi que sonreías". "¿Yo?". "Así es, y por cómo se formaban esos paréntesis en las comisuras de tu boca, estoy seguro que en el fondo te gustó lo que dije" ."Bueno sí... mejor dicho un poco, pasa que...". "Pasa que sí te gustó, pero lo niegas porque quieres parecer una chica que no le interesan ese tipo de cosas...". "Puede ser, pero más bien tú con esa pinta de malo, aparentar ser un monse no te cae". "Creo es todo lo contrario". "¿Todo lo contrario?". "Así es , porque en realidad soy un monse que se esconde detrás de una pinta de malo". "Y por qué?". "Para que tú que en el fondo te gustan esas cosas monses te fijes primero en el chico malo que no soy". 

DIALOGO IV



"Oye, muchas gracias por conversar conmigo y escucharme". "No tienes que agradecer, pero creo que más es lo segundo que lo primero, porque lo que más hago es escucharte". "Sí, tienes razón, te debo agobiar con mis cosas". "No me agobias, porque en realidad me gusta cuando me hablas de tus problemas, de tu vida, tu trabajo. Me gusta sentir que confías en mi persona". "Por cierto tu nunca me cuentas nada de ti". "Sí te he contado, bueno he tratado de contarte". "¿De verdad?". "Así es, pero siempre tienes que irte o cambias de tema. Asumo que tienes cosas más importantes". "Ay, perdóname, soy una estúpida que no me doy cuenta que también querrás compartir tus problemas". "No te preocupes, mis problemas no son tan graves como para estar contándolos, aparte tu tienes los tuyos y con los míos sería como recargarte". "No, es que la verdad debería escuchar a las personas que se toman la molestia de hacerlo conmigo". "Bueno, te diré que no tienes que hacerlo, a mi me gusta escucharte; aunque creo que de los dos la que tiene más necesidad de que la escuchen eres tú...". "Sí pues, pero igual cuéntame algo de ti, ¿ya?". "Mmmm bueno el otro día soñé que...". "Ah oye, ¿no te conté lo que hizo el cabrón de mi jefe?". "No, ¿qué  hizo?". "Mira el muy cobarde...".

DIALOGO V




"El otro día escribiste algo que me gusto y... no sé, pero me sentí identificada". "¿Si? Bueno lo escribí pensando en tí...". "No te creo". "De verdacito... imaginaba a la chica de la historia con tu sonrisa lejana de comisuras castañas”. "¿Comisuras castañas?". "Así es, mírate en el espejo, sonríe y verás cómo se forman unas comisuras en cada lado de tus labios". "Pero no son castaños, no tiene sentido lo que dices". "No tendrá sentido, pero dime ¿te suena bonito?". "Mmmmm sí". "Entonces si suena bonito, es porque escribí sobre algo bonito...". “ J

DIALOGO VI




"¿Hay alguna cosa que te haga llorar?”. "Soy muy poco de llorar, pero a veces lloro por nada también". "No entiendo". "Jajaja, no me hagas caso"." Pero en verdad ¿qué es lo que te hace llorar?"."Aunque no sé si lloraría, pero ver llorar a una mujer me parte el alma". "Uy, qué sería si me ves llorar a mí". "Suena floro, pero besaría tus lágrimas y trataría de hacerte sonreír". "Qué romántico, jejeje nunca han hecho eso por mí, pero ¿cómo vas a besar mis lagrimas?, ¿eso se puede?". "Por supuesto”.”A ver dime...". "Mejor te lo demuestro". "¿Cómo?". "Ponte a llorar..." 

DIALOGO VII



"He visto que estás posteando unas historias que me parecen conocidas". "Sí, las inspiran cierta personita que no veo muy seguido"."También veo que te preguntan si son extractos de alguna novela que estás escribiendo". "Puede ser". "¿Y cómo la titularías?". "No lo he pensado, pero ¿cómo lo harías tu?". "Mmmm podría llamarse: Diálogos postconcierto de The Cure". "No está mal, pero creo que le pondría: Cómo meter floro y morir en el intento  o Manual para no enamorar". 

DIALOGO VIII



"Ayer que me abrazaste fue como algo especial”. "Estabas muerta de frío". "Sí, pero sentí mucha ternura en tu abrazo". "Te hubiera dado mi casaca pero no sé hasta dónde me lo hubieras aceptado". "¿Por?”. "Tiene el escudo de Alianza". "No me hubiera importado". "Si hubiera sido al revés yo no me ponía una de la U". "Si hubiera sido así tampoco te la habría dado"."Porque sabes que te la iba a rechazar"."No". "¿Entonces?". "Porque te hubiese abrazado como me abrazaste tú ayer...".

DIALOGO IX



"Yo en mis relaciones anteriores he sido una idiota"."No creo que haya sido así". "No, pero en realidad he sido una recontra idiota". "¿Qué te hace estar tan segura?". "Es que realmente fui totalmente una idiota". "Jajaja si te sirve de consuelo estuviste como en el cuento de Ángeles Mastretta". "¿Cuál es ese?". "El que se inicia así: Se enamoró como se enamoran siempre las mujeres inteligentes: como una idiota...". 

DIALOGO X



"El otro día leí algo más o menos así: 'Si un escritor se enamora de ti, vivirás para siempre'. ¿Es cierto eso?”. "Realmente no lo es". "Otros dicen que sí". "¿Quiénes?". "¿Otros escritores?". "Eso es un floro que usan para computar chicas"."Me lo imaginaba”.”Realmente el que vive para siempre es el personaje, no la persona quien la inspiró, ¡y eso!, si es que el libro sobrevive al tiempo y a la crítica". "Debe ser bonito inspirar una historia, un personaje de novela...". "Sí, de hecho que lo es, pero eso a las chicas de ahora no les interesa". "¿Por qué dices eso?". "Lo digo por experiencia". "A mí sí me interesa". "Pensé que tus intereses iban por otro lado". "Es verdad, pero en el fondo a las mujeres también nos gusta saber que inspiramos algo...". "Siempre y cuando se fijen en alguien con la sensibilidad suficiente para descubrirlo". "Si pues". "Y eso no es habitual en las mujeres". "Espero algún día inspirar algo bonito, y quizás vivir para siempre". "Ya lo estás haciendo". "¿Cómo?". "Este momento, este instante en la distancia entre tú y yo… Este ahora es la eternidad". "¿Y lo vas a escribir?". "Algún día... posiblemente algún día". 



No hay comentarios: