martes, 22 de mayo de 2012

LOS ANIMALES CARECEN DE VOZ (Para poner nombre a su dolor)


 
El N° 35 de la revista Esquina, arte y cultura ya está en las calles. Y este pechito ha publicado el siguiente texto. Espero les guste.

Recuerda que tú revista “Esquina” la puedes encontrar gratis en los siguientes puntos de distribución: C.C. El Averno de jirón Kilka, Stand Azkosocial del jirón Camana, Zeta Bookstore, Centro Cultural España, Centro Cultural Británico de Miraflores, Centro Cultural de la PUCP, Fundación Telefónica, ICPNA, Librería Ibero (av. Mariscal Óscar R. Benavides – Ex Diagonal – 500 Miraflores), Librería Crisol del Jockey Plaza (av.Javier Prado Este 4200) y de Plaza San Miguel (Tienda 55 – 56), ADUNI (av. Bolivia 53, cruce con av. Alfonso Ugarte, Breña), Casa de la Literatura Peruana, en el Bar La Noche de Barranco y en Búho Comunicaciones con oficinas en Alcanfores 492, Of. 412 Edificio Thumberbird. Los interesados en adquirir las revistas pueden llamar al 01 – 2018100 – 999356310.

Los animales carecen de voz, para poner nombre a su dolor
Por: Martín Roldán Ruiz
Para muchos no fue sorpresa la prohibición de Morrissey, a productos animales que se venderían dentro y fuera de su concierto. Tampoco, cuando cantaba Meat Is Murder (Carne es asesinato), la proyección de imágenes del maltrato al que son sometidos, antes de matarlos para nuestro consumo. El compromiso del Mozz sobre este tema, es una tendencia que viene desde mucho antes, dentro de la música rock. Sobre todo desde 1977 cuando el punk estableció, en la música, un mensaje de anarquía, libertad y respeto por la vida, tanto humana como animal.

Para una nación amante de los animales.
CRASS, la mítica banda anarkopunk, inició el activismo musical por la defensa de los animales. En sus conciertos mostraban imágenes y arengas contra el maltrato y el consumo de carne. Se reclamaban vegetarianos, y participaban en acciones directas contra marcas de ropa, o transnacionales que experimentaban con perros, conejos o simios. Consecuentes, no usaban productos industrialmente procesados de origen animal. Incluso fabricaban su propio pan.  De ideas anarquistas, su defensa de la vida, no podía limitarlos a los seres humanos. Steve Ignorant, su cantante, colaboraría  posteriormente con la banda Conflict, quienes desarrollarían el tema de manera más integral. En 1983 editaron un Ep sobre los Derechos Animales: To A Nation Of Animal Lovers, con los temas Berkshire Cunt, Whichever Way You Want It, y Meat Still Means Murder!

En Meat Still Means Murder! (¡La carne sigue siendo asesinato!) dicen: “Nunca has tenido un abrigo de piel y piensas que es cruel el de visón. Bueno, ¿qué hay de la vaca, el cerdo o la oveja? ¿Es que no te has puesto a pensar?”. Letra que recuerda el tema Meat is Murder de The Smiths: “La carne en tu boca, saborea el sabor del asesinato”.

Luego, junto a otras  bandas clásicas del punk británico como Oi Polloi! y Subhumans, difundirían la lucha del A.L.F. (Frente para la Liberación Animal) cuyas propuestas ecologistas y animalistas, tendrían influencia en bandas punk del otro lado del Atlántico.

No más en el país de las hamburguesas.

Minor Threat, es un grupo norteamericano de Hardcore Punk que inició el movimiento Straight Edge, el cual propone el vegetarianismo, y la ausencia de vicios entre sus seguidores. Ian Mckaye, líder de la banda, proponía con la no ingesta de carne el respeto a los animales. Esta tendencia sería elevada por la banda Youth of Today, a la categoría de postulado básico del movimiento. El tema No More del álbum We're Not in This Alone de 1988, declara: “Carne que consumo y pienso en lo insensible, el crimen que cometemos”.

El animalismo  y el vegetarianismo enriquecieron el discurso dentro del Hardcore Punk y el Straight Edge. Pero, terminaron convirtiéndose en un dogma de fe. Una tendencia de Línea Dura dentro del movimiento, promovió un discurso intolerante hacia aquellos que no compartían, o no asumían en la práctica, el compromiso. Incluso actuaban violentamente contra quienes consumían carne o usaban ropas de cuero.

Guitarras afiladas contra el Especismo.
Dentro del rock subterráneo, de los años ochenta, las bandas asumieron una posición antisistema y de protesta frente al estado de cosas que atravesaba nuestra sociedad. Pero, también estaban presentes temáticas, que si bien no eran urgentes a nuestra realidad, llamaban a tomar conciencia por el valor de la vida, en tiempos en que la vida misma no valía nada. La banda Hardcore, Kaos General, sería la primera en asumir el tema animalista, al denunciar la crueldad de la tauromaquia, en su canción “Matanza Animal”.

Paralelamente difundirían el mensaje en el fanzine “Libertad de Expresión” de 1987, con la página titulada, Viviseccion, en la que denunciaban las torturas a la que eran sometidos los animales en laboratorios y en las corridas de toros. Este sería el primer paso para que otros fanzines tomaran la posta: Asco, Crudeza, Tarántula (editado por Daniel F) Fuerza Punk, Reaxxxiona (Huánuco), Buscando un Camino, THCP, Ataque Anarko. Todos incluyeron notas y reportes sobre el tema animalista y la forma de actuar contra el abuso cometido a nuestros amigos indefensos.

Es así que el mensaje tendría eco, en bandas como Insumisión (del recientemente fallecido Leo Bacteria) con “No Más Corridas de Toros”. Desarme con “¿Cuál Arte?.  Psicosis con “Torero Asesino” y “Liberación Animal”. La mítica banda Leusemia, en su disco Hospicios, toca el tema antitaurino con “Los Hombres y Mujeres de la Plaza”. Y su líder Daniel F, en su trabajo solista canta el conmovedor tema, “El Toro Toribio” del también cantautor Edson, no recomendable, Lara.

Quizás herederos directos de los CRASS, la banda anarkopunk Generación Perdida, no solo tiene temas animalistas sino que participa en manifestaciones públicas, como plantones, marchas, y vigilias en apoyo a organizaciones que defienden los derechos animales y contra las corridas de toros. Más de una vez han sido agredidos por manifestarse en contra de esa “fiesta” sádica y sangrienta. Igualmente mencionaremos a la banda Paroximia. Y, Justicia Inmoral, que el 2011 editó su tema emblemático, “Especismo No”.

Un renglón aparte tiene la banda liderada por Pedro Allemant, llamada Futuro Vegapop. Temas como “Condenados a Morir” y “Liberación Animal”, “Mírale a los Ojos” “Mataderos”, de sus discos Liberación y Conexión, la convierten en la única banda animalista en su totalidad del Perú. Con ediciones en Chile y Brasil. Además de presentaciones en España y varios países sudamericanos, Futuro Vegapop lleva su mensaje de protección a los animales, por todas partes.

Aunque existen artistas que no tienen nada que ver con el punk, y que se han manifestado en contra del sufrimiento animal -Juan Diego Torres y Salim Vera de Líbido, han mostrado su desacuerdo con ciertos intelectuales taurófilos- la importancia del punk rock como medio para la toma de conciencia de este tema, es grande. Por eso, si los animales carecen de voz, para poner nombre a su dolor y protestar contra él. Ahí estará alguna banda punk, o de cualquier estilo, con la sensibilidad necesaria, para reclamar por ellos.

(Agradecimientos a Pablo Loza de Justicia Inmoral, por la ayuda)











 Justicia Inmoral (Foto MRR)