domingo, 24 de marzo de 2013

LO QUE ME JODE DE SER BARRISTA. (En la revista SOHO)


El último número de la revista SOHO consigna un testimonio de lo que me jode de mi pasión por Alianza Lima. Agradecer a Ricardo Hinojosa por la convocatoria y a Carmen Díaz por las fotos.

Mi pasión por Alianza Lima viene desde muy niño cuando mi padre me llevó a la inauguración del estadio de Matute, habría de continuar con los amigos de mi barrio en Breña y se consolidaría cuando me integré  a la barra. Es que yo no podía escuchar los partidos por radio, verlos frente a un televisor o mucho menos ir a la cancha y quedarme sentado. Era tanta la angustia que no podía estar quieto. Ese apasionamiento que me hacía estar de pie, cantando y saltando, encontró un buen lugar para desbordarse dentro del mismísimo Comando Sur. Entonces, al comprometerme y pasar de ser un hincha cualquiera a ser un hincha militante tuve que asumir las consecuencias de pertenecer a un grupo heterogéneo de personas muy cuestionadas y prejuiciadas.

En ese sentido lo que odio de ser barrista viene más que en serlo, en lo que conlleva. Porque odio que piensen que soy un violento que ando peleándome con todo hincha de la U que se me cruce; que voy a la tribuna a emborracharme y a drogarme; que soy de los que roban adentro y afuera del estadio o que ando por la calle haciendo toda clase de perjuicio contra gente inocente.

Odio que la policía me revise como si fuera un delincuente en las tribunas populares donde van los barristas; que a mis amigas les confisquen los ganchos de pelo y los piercings, y a mí y a mis amigos los cigarrillos y el cinturón. O que la policía meta palo cuando saltamos abrazados por la emoción de celebrar un gol.  También que se prohíban las banderas, el papel picado los bombos y las trompetas. Nuestro futbol está muy venido a menos, y quieren quitarle lo único que le da ambiente de fiesta a los estadios. Entiendo que dentro de una barra existen personas cuestionables, pero me jode eso de estigmatizar a todos por unos cuantos. Un delincuente lo es así pertenezca a una barra o a los boy scouts. No entienden que las banderas no matan, y que si quieren estadios como en Inglaterra, pues empiecen por brindar una educación como en Inglaterra.

En fin, esos agregados son los que me joden. Pero dicen que para disfrutar el silencio hay que conocer también el ruido o para conocer la felicidad hay que haber padecido el sufrimiento. En ese sentido eso que odio de ser barrista me hace sentir la pasión por Alianza con mucha mayor intensidad.

Martín Roldán Ruiz








Fotos: Carmen Díaz 

4 comentarios:

Juan Carlos Peña Puyo dijo...

Muy bueno tu testimonio Martín,ojalá que cambie el concepto de la policía acerca de las banderas y los instrumentos musicales,los cigarros y las correas, locaza esa foto con la bandera en los estantes, que me imagino es en tu trabajo, sALvdos tv pata Wahios.

Maria John dijo...

Online Payday Loans, Apply Cash Advance from the comfort of your home or office and receive your Online payday loan approval in a matter of minutes. Apply Loan Today, Cash Next Business Day.
Online Payday loan

Unknown dijo...

Muy buena me encantó creo que es el sentir de todos los que nos hemos hecho hinchas militantes de algun grupo en el barrio universidad o pais extranjero... Quisiera saber de su libro la verdad que ahora es cuando mas quisiera adquirirlo podria darme una respuesta de donde se podria adquirir el libro este amor no es para cobardes

Martin Roldan Ruiz dijo...

Cual de todos mis libros? Podemos ser heroes y Generacion cochebomba en cualquier libreria como Crisol y el Virrey de Lima. En las de Quilca tambien. Este amor no es para cobardes tendrias que ir a la editorial Normal.