martes, 16 de julio de 2013

DIALOGOS POSTCONCIERTO THE CURE II

Los diálogos que se me ocurrieron después del concierto de The Cure, continúan a pedido de muchos amigos que le han encontrado gusto a las historias que nos cuenta esta pareja que puede existir en todas partes, que conversan sobre situaciones que afectan a todos en todas partes y que tienen las mismas cursilerías que tenemos todos en todas partes. Espero les guste esta nueva entrega de los Diálogos postconcierto The Cure. :)

DIALOGO XI


- "Me encanta cómo brilla tu cabello". "¿De verdad? Nunca nadie me había dicho eso". "No creo que nunca nadie...". "En serio". "¿Ni tus enamorados?". "Que yo recuerde, no". "¿Con qué clase de patas has estado?". "Creo que con el tipo de pata que espera que otro lo diga por él". "Hasta las huevas"."Si pues, y hasta ahora nadie me había dicho nada como eso...". "O sea soy el primero". ". "Así es...". "Me alegra mucho". "¿Ahora puedo decirte algo yo?". "Sí, claro, dime". "Me gusta el brillo de tus ojos cuando me dices cosas como las que me acabas de decir". "¿Sí?". "Ajá". "Sabes, tampoco me habían dicho algo así hasta hoy". "¿De verdad?". "De verdacito". "¿Con qué clase de chicas has estado?". "Creo que con las que se fija en otro tipo de cosas, pero no en el brillo en los ojos de un hombre". " :) ". 

DIALOGO XII


- "¿Cuál es el límite que separa lo cursi de lo romántico?". "Mmmm como que explicarlo es medio simplón". "¿Simplón?". "Sí, pero mejor te doy unos ejemplos". "A ver". "Si te digo: mi amor ayer leía un poema de Marco Martos y recordé un momento especial contigo es ¿Romántico o cursi?". "Mmmm romántico". "Que haga un meme con tu foto y el poema en mención eso es... " . "Aaaay pues cursi". "Que prepare una cena íntima en casa, con un buen vino y mientras conversamos sin dejar de mirarnos a los ojos te doy un ramo de flores eso es..." "Romántico pues..." . "Y si te llevo a cenar y en medio del postre entra un cuarteto de cuerdas para que nos toque canciones húngaras y los mozos traen ramos de flores y anuncian que nos queremos y los demás comensales nos miran con sonrisitas cómplices...". "Ayyy ya cállate que eso es patético". "Entonces el límite que separa lo romántico de lo cursi no es el hecho en sí". "¿Entonces?". "Es la cantidad de personas implicadas". "No entiendo". "Pues que lo romántico compete solo a las dos personas que lo experimentan, sin importar el hecho, es una cosa solo de dos, como el amor mismo."."Y lo cursi es cuando involucra a personas que no tienen por qué enterarse"."Claro porque cualquier cosa que vean o escuchen en otros les va a parecer monsesazo". "Como esto que estamos hablando tú y yo”. " Así es”. " :) ". 

DIALOGO XIII


- "Tú que eres un hombre que escribe, ¿te parecen interesantes las mujeres que escriben?". "Mmmm sí, y también las que leen". "Pero una cosa es leer y otra escribir". "Ambas me parecen interesantes". "Yo creo que las que escriben son mujeres que tienen una sensibilidad especial". "Eso se puede aplicar también a los hombres que escriben historias". "Sí, pero no es lo mismo". "Tienes razón porque algunos hombres que escriben tocan temas femeninos y para eso hay que tener una sensibilidad especial de tratar algo que no es su naturaleza, y varios lo han tratado de manera genial". "Me viene a la mente Madame Bovary”. "Y a mi Anna Karenina". "En cambio las mujeres que escriben tratan temas netamente femeninos en su mayoría, y de manera genial también". "Si pues". "Pero una mujer que lee como tú puede ir más allá de los temas femeninos que puedes conocer de antemano; y sentir y conocer cómo actúa y piensa un hombre, solamente leyendo lo que escribe". "Igual sigo pensando que las mujeres que escriben son más interesantes". "Es una cuestión de apreciación y en ese sentido esta conversa no va a terminar nunca". "Jajaja no seas exagerado". "Mira, yo escribo ¿no?". "Así es”. "Y tú lees...". "Sí". "No crees que si yo escribo y tu lees, ¿no hacemos un buen complemento?”. ":)". 

DIALOGO XIV



- “Eres el chico más extraño que conozco”. “¿Y eso por qué?”. “Tienes una pinta de malo, pero en el fondo eres todo lo contrario”. “Pero eso no hace extraña a una persona”. “Si yo no te conociera y te viera caminando en la misma vereda, me cambiaría a la del frente”. “¡Qué mala! ¿Tan feo soy?”. “No es por lo feo…”. “Oh, gracias por el cumplido”. “Calla tonto, déjame terminar… Mejor dicho no es que seas feo, sino que tu imagen es la de un hombre que es todo lo contrario a lo que eres”. “No entiendo”. “¡Ahí está!, eres una contradicción andante, eso es lo que eres”. “Sigo sin entender”. “Es que se supone que un barrista es un violento que con las justas sabe leer y escribir, y tú estás muy lejos de ese prejuicio”. “¿Y te importa que sea de Sur?”. “Para nada”. “Me alegra escuchar eso, pero déjame decirte que en ese sentido tú también eres la chica más rara que conozco”. “Naaaaaaaa lo dices por molestarme”. “Te conocí en uno de los peores antros del centro de Lima, en medio de punkis borrachos”. “¿Y?”. “Pero cuando supe más de ti, eres todo lo contrario a lo que el prejuicio dice de una chica que va a conciertos de rock subterráneo”. “Soy alguien bastante común”. “No, no lo eres”. “¿Por qué?”. “Cuando te pienso me pregunto cómo una chica que se desenvuelve en ambientes extremadamente distintos, puede interesarse por cuestiones sociales, leer a Paul Auster, escuchar Eutanasia y usar chancabuques”. “Con tal que una cosa no afecte a la otra, seguiré siendo igual”. “Inteligente, sensible y desprejuiciada… Eres lo que yo llamó la perfección”. “Y tú una contradicción andante…”. “Pero pensándolo bien, realmente eres un 99.99 %,  es decir casi perfecta”. “¿Y cuál es ese uno por ciento que no me hace tu ideal?”. “Que no eres hincha de Alianza”. “¿Y te importa mucho eso?”. “Tanto como a ti que yo sea barrista”. “ :) ”. 

DIALOGO XV



- “Nunca pensé que un chico que escucha a Discharge le guste Mecano”. “Jajaja, sí me gusta, aparte que me relaja”. “Nada, eres un posero”. “Y eso que no te he dicho que me gustan los Bee Gees y ABBA”. “Nuuuuu”. “Y si quieres te canto una de Magneto”. “¡No por favor! Jajaja aunque a mí también me gustan ABBA Y Mecano”. “Lo bacán de ti es que te gusta Cock Sparrer”. “Y también Exploited y UK Subs”. “Quien te conoce poco, pensaría que no pasas de Shakira”. “¿Y eso por qué?”. “A primera vista das esa impresión”. “Hace tiempo me dijeron lo mismo”. “A mí no me impresionaste la primera vez que te vi”. “¿Y qué te causé?”. “Curiosidad”. “¿Cómo si fuera un marciano?”. “Así es… “. “¡Qué malvado!”. “Pero después te vi bien y me gustaste”. “Así toda marciana”. “Así es, y ya de a pocos te fui conociendo más…”. “Y te caí tóxica”. “Ajá”. “Y radioactiva”. “Por supuesto”. “Y vomitiva”. “jajajaja sí también vomitiva…”. “¿Y no te dio ganas de salir corriendo o llamar a los Expedientes Secretos X?”. “Para nada”. ¿Por qué?”. “Porque marciana, tóxica, radioactiva y vomitiva…”. “¿Qué?”. “Me gustas mucho más”. “ :) ”. 

DIALOGO XVI



- “Recuerdo que una vez invité a una chica a comer un dulce de tres leches”. “¿De verdad?. “Sí, fue la primera vez que salimos, aunque después fuimos a caminar y al pasar por unos pubs me dijo: Entremos que te invito unas cervezas”. “Esa chica debe ser una malograda”. “Es malogradaza, pero no me importa porque me gusta malograrme con ella”. “Aaasu ¿qué tanto así es esa chica?”. “Es mágica”. “¿Mágica?”. “Sí, tiene mucha magia”. “Eso lo dices porque eres bueno”. “Lo digo porque ella también es buena, aparte que está buenaza”. “jajaja ya no seas chistoso”. “¿Chistoso por qué?”. “Porque no estoy buenaza…”. “¿Y qué te hace pensar que hablo de ti?”. “¿No dices que ella tiene mucha magia?”. “Es verdad…”. “Ya pues…”. “¿Ya pues qué?”. “Pues que adiviné… :P ”. “  :) ”. 

DIALOGO XVII



- "A la mayoría de chicas que conozco y que escuchan punk como tú, les gusta Misfits". "Son unas poseras". "¿Cómo?, ¿a ti no te gusta?". "Para nada". "Eso sí que es una novedad de tu persona". "¿Por qué tendría que serlo?". "Es que cada día me sorprendes más". ";)" . "Eres todo lo contrario a lo que uno se imagina". "Soy lo normal". "No lo eres, ya te lo he dicho". "Simplemente no me gustan". "Es que pensé lo contrario porque Misfits es la típica banda light que gusta a todo mundo". "Aguanta tu coche, yo no soy todo mundo por si acaso". "Con eso me confirmas lo que digo". "Jajaja, en ese sentido prefiero a Eskorbuto". "No pues no hay punto de comparación". "Por eso me inclino por ese tipo de  bandas y no en Misfits". "¿Y por qué?". "Porque Misfits siempre me pareció una banda para american teenagers". " :) ”. 

DIALOGO XVIII


- “Tu nunca me has hablado de tu exenamorada”. “Mmmm, es que para mi ese tema no tiene importancia”. “¿Por?”. “Hace tiempo que se murió el amor con ella”. “Pensé que podías compartir ese aspecto de tu vida conmigo”. “Una buena amiga me aconsejó que nunca hablara de mis ex con la chica que salgo”. “Tiene razón tu amiga, pero yo sí te he contado lo mío”. “Sólo me has dicho que te enamoraste como se enamoran las mujeres inteligentes”. “Sí pues, como una idiota”. “Jajaja”. “¿Y los hombres inteligentes también se enamoran como idiotas?”. “Los hombres inteligentes no”. “¿Entonces?”. “Simplemente no se enamoran”. “¡Qué idiotas!”. “Jajaja, por lo que veo tu ex era un tipo inteligente”. “No, todo lo contrario, él sí era un completo idiota”. “¿Y se llegó a enamorar de ti?”. “No lo creo”. “Suena cruel, pero creo que sí era inteligente”. “Fuera de acá, idiota”. “¿Oe qué? Jajaja. Nunca fue tan acertado ese calificativo”. “¿Por?”. “Por nada, por nada…”. “Ya pues cuéntame”. “¿De que estoy enamorado de ti como un idiota?”. “No pues, de tu ex”. “Solo te diré que en ese tiempo pasado, cuando la veía o la pensaba se me hacía un nudo en el alma”. “¿Y ahora?”. “En la garganta…”. “ :) “ 

DIALOGO XIX



- “A pesar de que eras amigo de mis amigos y andábamos por los mismos lugares, no sabíamos que existíamos”. “Sí pues, hasta el momento en que nuestras miradas se cruzaron tu y yo éramos una nada para ambos”. “Tú eras parte del mundo que no conocía”. “Existía para mí, pero no para ti, por tanto no existía”. “Igual yo para ti”. “Así es”. “Pero sí existíamos para otros”. “En un espacio y tiempo que no nos hacía para los dos”. “Entonces la casualidad hizo que nos descubriéramos”. “No, la casualidad no existe”. “¿Entonces qué es lo que existe?”. “Existe todo aquello que hizo que nos llevara hasta ese momento, en ese lugar en que te vi y me viste”. “Como si todo estuviera condicionado para que ese momento se dé”. “Así es, y con él todo lo que vendría después”. “Como si todo estuviera escrito”. “Sí como en una novela”. “Quizás somos el reflejo de alguien que nos escribe”. “O quizás somos su pura imaginación”. “Como una especie de Dios”. “¿Pero tú eres creyente?”. “No, ¿y tú?”. “tampoco”. “¿Entonces qué somos?”. “Cada una de las elecciones que dimos antes y que nos llevó a conocernos”. “Somos entonces lo que elegimos”. “Sí porque cuando te elegí, yo también me he elegido”. " :) ” 

DIALOGO XX



- “Si alguna vez tu y yo vivimos juntos nos vamos a morir de hambre, porque yo no sé cocinar”. “Aunque no creas yo sí sé cocinar algunas cosas”. “¿De verdad?”. “Es que yo era el primero en llegar del colegio, y tenía que adelantar el almuerzo hasta que llegue mi mamá de trabajar, junto con mis hermanas”. “Y ellas no cocinaban”. “Esas no hervían ni el agua, aunque después aprendieron”. “¿Y qué sabes hacer?”. “Me sale un café pasado muy bueno”. “Yo no tomó café”. “El arroz me sale graneadito”. “Tampoco me gusta el arroz”. “Mmmm y de postre me sale bien rico el arroz con leche”. “Soy intolerante a la lactosa”. “Bueno, entonces no te he dicho nada…”. “Pero si hay algo que me gusta…”. “¿Qué cosa?”. “El higadito frito con yucas que venden afuera del estadio…”. “:)”. 

DIALOGO XXI



- “En verdad la gente que no te conoce pensaría que eres un delincuente”. “Sí, me doy cuenta de eso por cómo me miran en la calle”. “¿Y cómo te miran?”. “Mmm como a la defensiva”. “Qué tontos”. “¿Eso no te asusta?”. “Para nada”. “Entonces voy comenzar a perseguirte siempre”. “¿Tendría que sentir miedo por eso?”. “No necesariamente”. “O tendría que esconderme de ti”. “Jajaja ¡No!”. “¿Y por qué vas a perseguirme?”. “Porque lo deseo”. “¿O vas a secuestrarme?”. “No tanto así”. “¿Entonces por qué lo harías?”. “Porque de niño me enseñaron a perseguir siempre mis sueños”. “ :) ”. 

DIALOGO XXII


- “El otro día subí a la combi y al lado del único asiento libre estaba sentada una chica bastante guapa”. “Mmmm ¿y qué paso?”. “Estaba distraída buscando algo en su bolso; cuando le pedí permiso levantó la mirada y la cruzó con la mía, pero noté sorpresa en sus ojos”. “¿Y cómo así, ah?”. “No sé, creo que le interesé”. “¿Le interesaste?”. “Uno siempre siente eso, es como una atracción”. “¿Atracción? Mmmmm”. “Aja, sentía que me miraba de soslayo, y cuando yo lo hacia ella volteaba a otro lado, y así varias veces”. “¿Y qué paso?”. “En un momento cruzamos otra vez la mirada y sonreímos, pero más que sus ojos me atraía el brillo de su cabello”. “¿De qué color era?”. “Castaño casi marrón”. “¿Y le hablaste?”. “A eso es lo que voy, luego de un momento volvió a su bolso. Al parecer se le había atracado el cierre”. “Y seguro le ayudaste”. “Ajá, me ofrecí y ella accedió; con poco esfuerzo pude liberar el cierre”. “¿Y qué te dijo?”. “Me agradeció, pero quedó esa sensación de que le hiciera el habla”. “¿Y le hablaste?”. “Pensé más bien en lo que podría suceder si lo hacía”. “Que no llegabas vivo a fiestas patrias…”. “Jajaja. No, pensaba en esas cosas inesperadas que hacen que tu vida pueda dar un vuelco total”. “Grrrrrrr”. “En que desde que nacemos, cada paso que damos nos lleva a situaciones como esa en donde tenemos nuestro destino en las manos”. “¿Pero le hablaste o no?”. “No pues”. “¿Por qué?, no dices que estaba guapa?”. “No lo hice porque mi vida ya ha tomado un rumbo”. “¿Desde cuándo?”. “Desde el día en que te conocí”. “ :) ” 

DIALOGO XXIII


- “Anoche soñé contigo”. “¿Si?, ¿y qué soñaste?”. “Nada que no hayamos hecho”. ”Mmmm eso suena interesante”. “Bastante interesante”. “¿Pero exactamente qué soñaste?”. “Los detalles no los recuerdo, solamente que estábamos juntos”. “Como ahora”. “Y como otras veces”. “¿Tanto así?”. “Para serte sincero soñé que te comía”. ” ¿Que me comías?”. “Así es”. “¿Y cómo me comías?". “Como a un melón”. “¿Y el melón estaba rico?”. “Estaba sabroso”. “¿Y lo comiste a mordiscones?”. “No”. “¿Entonces?”. “A besos”. “:)”.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

mvy bvenas

Sangre para los niños dijo...

El romanticismo es la forma socialmente aceptada de ser egocéntrico.

Samantha Núñez dijo...

ese diálogo XIII.. juro que en todo momento con "chicas que escriben son mas interesantes que las que leen" se referí a la Baigorria y similares...

Anónimo dijo...

Puede ser... pero creo que los personajes que dialogan no saben quién es la Baigorria...

Saludos

Martín